Cremisopa de gallina

Esta cremisopa fue un puro accidente, quienes me conocen bien saben de mis despistes, pero esto fue un buen día en el que me proponía hacer una caldo sustancicoso de gallina y, como siempre ando entre los fogones con varias cosas al mismo tiempo, en un despiste puse, lo que no debía en el vaso de la batidora y salió, sin querer, uno de los platos más ricos que he conseguido. Imaginaos queriendo. 

Para los que se puedan asustar con mis despistes os digo que: no os preocupéis, el cianuro, la lejía y todas esas cosas que pueden hacer pupa, las tengo muyyy lejos de mi alcance.

Ingredientes para un buen puchero:

  • ½ gallina
  • ½ kilo de repollo rizado
  • 250 grs. de puerros
  • 250 grs. de zanahoria
  • 1 ramita de apio
  • 4 huevos de codorniz cocidos, o 1 huevo de gallina cocido. Esto es sólo para adornar.
  • Sal, pimienta demolinillo y agua para hacer el caldo.

Elaboración.

Lavamos y depilamos bien la gallina, si es necesario la pasamos por una llama para quitar los pelillos extra o, por el contrario la quitamos la piel, yo prefiero la primera opción.

Ponemos la gallina, cubierta con agua, en una olla a presión y la acercamos al fuego, cuando empiece a hervir iremos retirando la espuma que se produzca, también saldrá algo de grasa, pero de ésta nos ocuparemos mas tarde. Ponemos la válvula a la olla y dejamos cocer durante 20 minutos.

Pasado ese tiempo abrimos la olla.

Cortamos el repollo, los puerros, la zanahoria y el apio, en trozos pequeños, que se cojan bien con la cuchara, los lavamos e incorporamos al caldo, que tendremos bien desespumado.

Dejamos cocer todo junto hasta que la gallina esté al punto, serán otros 15 minutos de olla a presión, no importa que las verduras se deshagan, a fin de cuentas pretendemos que esto sea una medio crema.

Una vez que los ingredientes esten bien cocidos, los sacamos de la olla y los reservamos tapados para que no se sequen.

El caldo restante lo dejaremos enfriar, unas horas en la nevera, para poder quitar bien la capa de grasa que nos ha dejado la gallina.

Tres partes de las verduras, y la mitad de la gallina, ya sin la piel,  la ponemos en el vaso de la batidora y trituramos hasta hacer una pasta bien fina y el resto lo dejamos para incorporarlo al caldo que tenemos enfriando y que ya hemos desgrasado.

Volvemos a calentar el caldo y añadimos la crema de verduras y gallina, así como el resto de las verduras y de la gallina también en trocitos. Lo dejamos que cueza todo junto y listo.

Sugerencias útiles:

Ya tenemos nuestra cremisopa, podemos poner aparte algún crujiente para si alguien quiere ponerlo en su plato, nosotros somos un poco primitivos y nos gustán los picatostes (ahora llamados crutones¿?),  y nunca puede faltar huevo cocido.

Si queremos que la cremisopa sea de lujo podemos cortar una tiras de jamón finíiiiisimas, pasarlas por una sartén sin aceite y churruscarlas un poco para incorporarlas en cada plato o taza una vez servidos.