Especial de la Casa

En más de una ocasión me habéis ido decir que mi Chico no sabe ni el camino de la cocina, pero a veces, con ayuda de unas miguitas por el camino y la buena voluntad de sorprenderme, me prepara un desayuno como a una reina, y si yo quisiera me lo llevaría a la cama, pero la cama es para lo que es y a mi, ni en momentos de enfermedad, me gusta comer en ella.

No es ninguna receta del otro mundo, pero en estos días de confinamiento, las recetas de la familia pasarán por aquí, siempre que me las manden que cada uno estamos en nuestra guarida y a kilómetros de distancia. Esta es la de mi Chico, que después de 50 años juntos no pierde la ilusión.

Ingredientes para 1 persona:

  • 1 o 2 rajas de melón con jamón
  • 1 zumo de naranja
  • 1 tomate rayado, especiado y con AOVE
  • 1 café con leche recién hecho y muy caliente
  • 2 huevos
  • 2 lonchas de beicon
  • 1 o 2 tostadas
  • Aceite y sal

Elaboración:

La fruta, el zumo, el tomate y el café todo el mundo sabe como prepararlos, pero el especial es suyo y nadie le ha enseñado, así que paso a explicaros como va la cosa que tiene su aquel.

Partimos el beicon en trozos en trozos pequeños para que se pase bien y lo ponemos en una sartén sin aceite a fuego medio y vamos dejando que suelte la grasa.

Mientras, batimos los huevos y los ponemos un poco de sal, poca que el beicon ya lleva,   esperamos a que éste un poco churruscadito pero sin pasarse.

Echamos los huevos batidos a la sartén y ya tenemos unos huevos revueltos que a mi me gustan medio crudos.

Tostamos ligeramente una o dos rebanadas de pan, las embadurnamos con el tomate rayado  y colocamos los huevos encima, me los lleva a la mesa y ya está un desayuno como el de una reina ¿qué más puedo pedir? Bueno puedo pedir mis lonchas de jamón, que en estos días de confinamiento nos faltaban y no estaba yo dispuesta a dejar de pasar la receta ya.

Sugerencias útiles:

Sólo que no se os olvide dar las gracias como Dios manda.