Patatas con costillas de cerdo

No sabía si poner costillas con patatas o patatas con costillas, un dilema, depende de la cantidad de unas u otras van delante o detrás. Vosotros mismos.

Ingredientes para 4 personas

  • 1 kilo de costillas carnosas partidas en pequeño
  • 4 patatas hermosas (entre 800grs/1kg. aproximadamente)
  • ¼ de pimiento rojo, ¼ de pimiento verde
  • ½ cebolla, 1 trozo de puerro, 1 zanahoria
  • 1 ajo, perejil
  • 1 tomate maduro 1 chorro de vino blanco o cerveza
  • 1 cucharada de concentrado de tomate
  • Caldo de carne
  • Aceite, sal y pimienta recién molida

Elaboración:

Ponemos al fuego una cazuela ancha, con un fondo de aceite y antes de que humee, echamos las costillas salpimentadas y las dejamos que se doren a fuego medio alto y, una vez doradas, bajamos el fuego y las dejamos hacerse hasta que estén casi guisadas.

Una vez dorada las sacamos a un plato y las reservamos.

Picamos a nuestro gusto los pimientos, la cebolla y el puerro, y los ponemos a pochar en el mismo aceite de las costillas, cuando hayan bajado un poco echamos el tomate troceado y pelado, dejamos que se siga sofriendo todo junto hasta que el tomate elimine su caldo.

Machacamos el ajo y el perejil en un mortero y lo desleímos con un poco de vino, lo incorporamos a la cazuela, y dejamos cocer hasta eliminar el alcohol.

Pelamos y partimos la zanahoria en rodajas no muy gruesas y las incorporamos al guiso.

Pelamos y partimos las patatas chascándolas y las echamos a la cazuela, las dejamos rehogar sin dejar de moverlas para que no se peguen, a continuación echamos el concentrado de tomate. Después de unos segundos, incorporamos las costillas, cubrimos esto con el caldo caliente, y dejamos que terminen de hacerse a fuego lento hasta que estén en su punto.

No importa meter la cuchara en la cazuela para moverlas, de esta forma sueltan la harina, fécula o lo que quiera que tengan las patatas y conseguiremos un caldo bien ligado, pero cuidado que en este momento es cuando aprovechan para pegarse.

En mi casa estas patatas nos gustan amarillas, y así es como las llamamos, el color lo consigo con condimento amarillo, esto es opcional.

Sugerencias útiles:

Cocinando a fuego lento, conseguimos que los alimentos concentren sus sabores y nos salgan más jugosos.