Rape al horno con pipirrana

Pretendía ser algo así como una pipirrana, un plato fresquito, de poco trabajo y rápido de hacer, se han cumplido sólo dos premisas, porque fresquito...es si se deja enfriar, rápido os aseguro que estará antes de que os deis cuenta. En cuanto al resto de las condiciones la "pipirrana de mi madre" que es la que yo hago, todo es crudo y en este caso, todo en bloque va al horno.

Está prohibido para aquellos a quienes no les guste el tomate de bote crudo, requisito indispensable para la preparación del plato. Con el tomate frito sería uno más de los que ya andan por todos los recetarios.

Ingredientes para 4 personas

  • 800 grs. de rape en rodajas o lomos
  • 1 bote de tomate entero
  • 1 cebolla dulce
  • 1 o 2 patatas (300 o 400 grs. ya peladas)
  • Aceite, sal, vinagre de Jerez y pimienta molida

Elaboración:

Precalentar el horno a 200º

Cocemos las patatas enteras y con piel en abundante agua fría con sal, durante 15/20 minutos, dependiendo del tamaño. No es necesario que se cuezan totalmente ya que terminarán de hacerse en el horno. Una vez cocidas las partimos en rodajas y las salpimentamos, las rociamos con un `poco de aceite crudo y las extendemos sobre la fuente de horno, previamente pincelada con un poco de aceite.

Una vez descongelado el rape y escurrido sobre un colador, salpimentadlo y colocadlo sobre las patatas.

Partimos la cebolla en juliana, yo lo hago en tiras muy finas, pero aquí los gustos mandan, cuanto más fina mejor se va a pasar en el horno y al contrario, nos quedará un poco más cruda, lo cual no va con mi forma de comer cebolla.

Abrimos el bote de tomate, lo escurrimos, sin tirar el caldo, que para algo nos valdrá, partimos los tomates en trozos a nuestro gusto y los mezclamos con la cebolla picada, aliñamos esta pipirrana con un poco de aceite, sal y vinagre, mezclamos todo bien y cubrimos con ello nuestro pescado y patatas.

Bajamos la temperatura del horno a 180º, metemos la bandeja con el pescado y demás por espacio de 15 minutos (yo lo suelo tapar con un papel de horno o de plata para que no se dore y quede un aspecto más fresco, por aquello de la pipirrana). Una vez fuera del horno, podemos dejarlo enfriar o tomarlo caliente.

Sugerencias útiles:

Yo creo que no es necesario añadirle más liquido, porque el rape suelta mucha agua, pero si se os queda muy seco, podéis añadir un poco del caldo del bote.

También lo podéis hacer con tomates naturales, no es lo mismo pero, probad y elegid lo que más os guste.