Salmón a la naranja

La receta original de este plato es con aguacates, pero yo no soy demasiado fan de esta fruta y la he sustituido por nuestro cítrico por excelencia: la naranja.

Ingredientes para 4 personas:

  • 800 grs., de salmón en escalopines
  • 2 cebollas dulces
  • 2 naranjas, 1 parte para zumo
  • zumo de limón
  • Salsa de soja
  • Vino blanco
  • 1 cucharadita de azúcar moreno (opcional)
  • Eneldo, si puede ser fresco mejor
  • Aceite, sal, pimienta de molinillo

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º.

Pelamos las cebollas, las partimos en juliana finita y las ponemos en una sartén a fuego muy lento con un poco de aceite de oliva suave y un poco de sal. Dejamos que se vaya haciendo poco a poco. Cuando esté completamente transparente ya está hecha y es el momento, si os gusta, de rociarlas con un poco de azúcar moreno.

En un bol ponemos el zumo del limón, de naranja, el vino y la salsa de soja a partes iguales, lo removemos todo para que se mezcle de forma homogénea.

Lavamos los escalopines y los secamos con papel de cocina, los salpimentamos, espolvoreamos con unas hojas de eneldo y los ponemos en una fuente de horno, que pincelamos con un poco de aceite, donde nos quepan todos extendidos.

Repartimos por encima la mezcla de limón, naranja, soja y el vino, lo reservamos hasta el momento de meterlo en el horno.

En el horno van a estar entre 10 y 12 minutos, no mas, por lo que tendréis que calcular el momento de meterlos. Si os gustan más hechos aumentáis el tiempo y si os gustan más crudos lo reducís. Es fácil.

Peláis la naranja en rodajas y la repartís por la fuente, así como la cebolla pochada

La preparación del plato, espero que os salga mejor que a mí, que ya sabéis que no soy de muchos adornos.

Sugerencias útiles:

El salmón lo podéis hacer a la plancha, yo me decanto por el horno para evitar los malos humos y olores.

Insisto una vez más en el precalentamiento del horno que para mí, siempre es importante pero, en el caso del pescado es imprescindible, ya que evitaremos que se nos seque.

El salmón sale muy jugoso si calculamos bien los tiempos.

Una salsa que va muy bien a este pescado es la Salsa Tártara.