Salsa rosa o salsa coctel

Es ésta una salsa tan sencilla y tan utilizada que sólo la pongo para algún despistado, porque la verdad es que todos la hemos hecho en alguna ocasión.

Hay dos formas de hacerla, o muchas más, tantas como cocinillas, pero yo me refiero a las más utilizadas, la Salsa rápida, y la de verdad.

Ingredientes para un día de prisas:

  • 1 tazón de una mayonesa de bote
  • 3 cucharadas soperas de kétchup
  • 1 cucharada de licor de naranja o zumo si hay niños

Ingredientes para la de verdad

En este caso vamos a hacer lo que se llama una lactonesa, es decir una "mayonesa" hecha con leche, se la he copiado a K. Argiñano con algo de mi cosecha.

  • 1 taza mediana de leche
  • 2 tazas "de aceite de oliva suave (0,4)
  • 1 cucharada sopera del licor que más nos guste (Yo sigo con el cointreau)
  • 3 o 4 cucharadas de salsa de tomate , si es casero mejor
  • 1 chorrito de vinagre
  • El zumo de media naranja

Elaboración para un día de prisas

Mezclamos la mayonesa con el kétchup y añadimos, si procede el licor de naranja., removemos todo bien y a buscar con que la comemos.

Ya que la cosa es rápida y no nos hemos molestado demasiado, elijamos unos ingredientes

De primera calidad, no seamos rácanos.

Si vemos que nos queda muy espesa podemos aclararla con un poco de zumo de naranja.

Elaboración para lucirnos (la de verdad)

Ponemos en al vaso de la batidora la leche y el aceite con un poco de sal, y empezamos a batir sin levantar el brazo de la batidora hasta que empiece a emulsionar, en ese momento mezclamos bien y vamos agregando el resto de los ingredientes,  yo recomiendo que no añadamos todas las cantidades de golpe, sino poco a poco e ir probando hasta conseguir un sabor que sea de nuestro agrado. Ya sabemos que a todos no nos gustan las mismas cosas, por ejemplo en el caso del licor elegido, K.A., recomienda güisqui, y este es un licor odiado por mí, para una salsa en crudo que no evapora el alcohol, se puede poner otro y si hay niños se elimina.

Una vez que esté todo bien emulsionado y hayamos conseguido un sabor de nuestro agrado, nos dispondremos a mezclarla con el plato frio que hayamos elegido, que puede ser una ensalada de salmón, un coctel de mariscos, una ensalada de pollo, etc.